El sueño del pibe. Entrás al super, pesas la PlayStation 4 en una balanza de verdulería y te la llevas como si fueran naranjas a menos de 10 euros (428 pesos). Una locura.

El hecho fue en Francia. Resulta que un chico que hacía poco había vendido su consola para hacer un viaje, se le ocurrió que podía ser una buena idea pesar la máquina de Sony con el precio de las naranjas. Y con toda la impunidad del mundo apoyó la caja en la balanza, que marcó 3 kg, le pegó el ticket que daba como resultado 9,29 euros, y se dirigió a la caja.

El trayecto debió haber sido eterno. La incertidumbre mayor. El famoso “si pasa pasa” esta vez era más arriesgado, si se daban cuenta iba a estar en problemas seguro. Pero, por increíble que parezca, le salió bien.

Por un claro descuido del cajero/a, el joven logró su cometido y se llevó una PlayStation 4 por lo que valdrían 3 kg de naranjas francesas. Aunque la codicia siempre es una mala consejera.

Al otro día, tras ver que no había pasado nada, el “vivo de la verdulería” volvió para llevarse algunos juegos o, simplemente, aprovechar el vacío legal. Pero lo estaba esperando la policía.

¿El final? El chico que hasta 24 hs antes parecía el más capito del barrio, fue acusado de robo y parece que tendrá que pasar cuatro meses en la cárcel. Moraleja… en Francia las frutas son carísimas.

Dejanos tu comentario