Inicio Arte & Social El último Blockbuster del mundo, como logra permanecer.

El último Blockbuster del mundo, como logra permanecer.

 El último Blockbuster del mundo, te contamos como logra mantenerse en pie.

 

(@10BarrelBrewing)

www.mendolupa.com

A  15 años del cambio total para los cinéfilos, Internet, Netflix entre otros  revolucionan la forma de disfrutar series y películas, antes un fanático del cine podía ir a cualquiera de las nueve mil tiendas de Blockbuster y salir con un éxito de Steven Spielberg en la mano.

Actualmente, las opciones son limitadas para los que quieren rentar una copia física de Salvando al soldado Ryan en algún lugar que no sea una biblioteca. Los videoclubes fueron en una época un negocio muy rentable; hoy solo quedan dos tiendas Blockbuster en el mundo. Dentro de poco, solo habrá una.

En 10 años, todo puede cambiar, menos el fanatismo por los medallones de carne.

El penúltimo Blockbuster, un bloque achaparrado azul y amarillo ubicado al lado de una agencia de bienes raíces en Australia occidental, dejó de rentar videos el 7 de marzo y cerrará oficialmente al terminar el mes. Dos tiendas en Alaska, parte del grupo final de puntos de venta de Blockbuster en Estados Unidos, cerraron en julio.

Esto hará que el Blockbuster en Bend, Oregon, sea único en su clase: un remanente corporativo, justo a un costado de la carretera, cerca de un puesto minorista de cannabis y un servicio de cremación de mascotas.

Sin embargo, esta no es una tragedia para Blockbuster, ni un lamento sobre cómo Netflix  acacabó con la franquicia de los videoclubes. Ya hubo suficientes de esos cuando la empresa solicitó una suspensión de pagos por quiebra en 2010, redujo su capacidad a trescientas tiendas y después prácticamente cerró.

 

(EFE)

www.mendolupa.com

Esto se trata de la habilidad que ha demostrado la tienda en Bend, así como otros eslabones resistentes de otras cadenas en decadencia, para mantenerse a flote y evitar que la transformen en una casa de empeños o un restaurante de comida rápida.

Destrozado en la película de Marvel.

No obstante, cuando Sandi Harding, la gerenta general de la sucursal de Blockbuster en Bend, se enteró de que estaría al frente del equivalente al Solitario George de las cadenas de alquiler de videos, publicó un mensaje animado en Facebook: “¡Cielos! ¡Qué emocionante!”.

Blockbuster es tan simbólico de otra época que el avance de Capitana Marvel, una película ambientada en la década de los noventa, empieza con el personaje principal aterrizando y destrozando el techo de una de sus tiendas, ironías de la vida.

 

La tienda en Bend se volvió parte de la franquicia de Blockbuster en el año 2000. Cuenta con casi cuatro mil clientes con membresía y agrega unos pocos más todos los días, dijo Harding. Algunos de los nuevos clientes son turistas que han viajado durante horas para ir al local.

¿Se tranformará en un anticuario?

A partir del próximo 1 de abril tan solo quedará un Blockbuster en todo el mundo y los que quieran visitarlo tendrán que desplazarse hasta Bend, Oregón. Este establecimiento se convertirá en el último reducto de una de las cadenas más exitosas y emblemáticas nacidas en los años 90. Hace tan solo unos días, el penúltimo Blockbuster del mundo, ubicado en Morley (Australia), anunciaba su cierre definitivo. Las películas que se almacenan en sus estanterías han comenzado ya a venderse al público y, hasta el 31 de marzo, los usuarios podrán adquirir también carteles de recuerdo y otras joyas para nostálgicos.

También podría interesarte “Estrenos de Cine en Mendoza”

Al contrato de arrendamiento de la tienda aún le quedan varios años y sus dueños firman un convenio de licencia anual con Dish Network, que compró Blockbuster por 320 millones de dólares en 2011.

“Prácticamente nos ha revitalizado ser la última tienda”, afirmó Harding en una entrevista. “Nos tratan como celebridades”.

 

Hace 20 años Netflix se instaló entre los clientes de Blockbuster hartos de pagar multas por atraso. Pero hoy sólo 4 de los 100 millones de sus suscriptores mantiene el servicio de envíos de DVDs.

Hace 20 años Netflix se instaló entre los clientes de Blockbuster hartos de pagar multas por atraso. Pero hoy sólo 4 de los 100 millones de sus suscriptores mantiene el servicio de envíos de DVDs.
 
 

En sus viajes semanales al pueblo para hacer mandados, muchos residentes de las áreas más alejadas pasan al Blockbuster, en parte atraídos por la política de rentas por siete días que maneja la tienda, comentó Russell, además agregó que el estatus de ser “la última en el mundo” que ostenta esta sucursal puede beneficiarla aún más.

“Es como los vinilos antiguos y como las personas que quieren volver a tener tocadiscos”, mencionó. “Llegamos a un momento en el que algo que estaba pasado de moda vuelve a ser tendencia, definitivamente hay un interés por mantener con vida esta manera casi extinta de ver películas”

 

Dejanos tu comentario